f

miércoles, 17 de enero de 2018

Día 6.3, Orlando: Epcot

A partir de este momento, estoy sola con mis hijos en el parque, porque abuelita Nena y papá se fueron por Billy al hotel, para después ir comer y comprarnos comida, porque nosotros decidimos quedarnos a disfrutar de este parque, y creo que fue buena idea para nosotros, aunque también nos dimos una tremenda hambriada!

El siguiente pabellón que vimos fue el de Alemania!!, me encanto!!, los cascanueces, los santas, las tiendas, hermoso todo!, Precisamente por la temporada navideña, en el parque tienen en el menu comida tradicional navideña de cada país, como saben, siempre vamos en plan austero y no habíamos comprado nada, pero como teníamos un poco de hambre, decidi comprarles un pan de frutas de Alemania, a mi me gusto pero a los niños no tanto, tenía un sabor muy fuerte!


Después del pan fallido, entramos a las tiendas y vean!


Me encantan los cascanueces!!,  además, justo en estos días una de las maestras que conocí en el atrerior interinato estaba presentando como programa navideño de la escuela, precisamente el cascanueces, y saben?, jamás había pensado en eso, y me encanto la idea!


 Había una tienda que era completamente de esferas y figuras para colar en el árbol de navidad, estaban super bonitas!!, de verdad, lastima que también estaban super caras!, si mal no recuerdo, las más baratas costaban como a $500 pesos cada una....así que me conforme con tomar una foto para el recuerdo.


Sello y firma en el osito perdido, :(


Trajes típicos!!, pero que chulada!!


Después fuímos al pabellón de Italia a comprar gelato, y nos regresamos a Alemania porque iba a estar Blancanieves y Paula no podía irse sin una foto con Blancanieves, :)




Me encanto este pabellón!!, Vuelvo a desear como tantas veces, el tener la oportunidad de ir al país real!, :)

martes, 16 de enero de 2018

Día 6.2, Orlando: Epcot

Por fin llegamos al pabellón de Noruega, en donde esta el recién estrenado juego de Frozen. Y por ser nuevo, tiene colas enormes, razón por la que nosotros habíamos decidido brincar ese juego. Sin embargo si anduvimos por su callecita y en un pequeño museo en donde se explica un poco como la investigación histórica y cultural de esta región ayudo a los creadores de la película de Frozen, es decir, de acá sacaron la inspiración, :)









Después estuvimos en el pabellón de China, :D, y luego en el de Japón, visitando a Mulan, junto a sus cherry blosoms, :), pero que bonita flor!, me encanta!!, desde aquella vez en la que nos toco ver todo Washington lleno de estas flores, quede prendada!, y bueno, en Disney se esfuerzan aun por reproducir estos pequeños detalles.






Los ositos perdidos!







Cuando salimos de la foto de Mulan y papá de una proyección sobre China, -y Alan de descansar en el piso- nos encontramos con unos danzantes simulando un dragon, en la explanada, y con el que al final las personas se podían tomar fotos, y para nuestra sorpresa, el lugar donde escogieron para tomarse las fotos, fue precisamente en donde nosotros nos habíamos puesto para verlos danzar.


Que bendición es poder pasar tiempo con mis hijos!, de tener la oportunidad de conocer cosas nuevas y de tener gozo de estar en este tierra!



lunes, 15 de enero de 2018

Día 6.1, Orlando: Epcot

Este es uno de los parques que personalmente teniamos ganas de volver, porque es como dar la vuelta al mundo en un día!

Intentamos comenzar por Canadá, pero nos perdimos y volvimos a iniciar por México, tal como la vez anterior que fuímos al parque. Y en primer lugar nos tomamos una foto con el árbol de navidad:



Y cómo les decía al primer pabellón que llegamos fue México, en donde tenían una exposición del día de muertos, por la recién estrenada película de Coco.






Ven el osito que trae en su mano la Paula?, pues aquí se lo regalarón, y si se fijan, le dibujaron una bandera de México. Pues en cada pabellón buscabamos el lugar donde estaban los chicos que les ponían un sello y un dibujo del país...y que le perdí en uno de los últimos juegos...estaba tan triste mi Paula, y nosotros nos regresamos para ver si lograbamos recuperarlos, porque para ese momento ya eran dos, pero desafortunadamente por más que fuí de aquí por alla, no estaban...


Claro que hicimos el paseo en bote que hay en este pabellón.





Y al salir nos encontramos con un mariachi que estaba comenzando a tocar, junto con una pareja que bailaba, :).


La verdad es que casi no escuchamos al mariachi, porque papá quería ir a ver el siguiente pabellón y porque estaba por salir a comer con abuelita Nena y Billy. Sin embargo, los niños y yo, decidimos quedarnos en el parque y esperar a que llegara papá con comida del lugar al que fueran ellos a comer.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...